¿Cómo afectará a la exportación la nueva ley alemana de envases y reciclado?

Por 20 diciembre, 2018Alimentación
El 1 de enero de 2019 entrará en vigor la nueva ley alemana de envases

¿Cómo afectará a la exportación la nueva ley alemana de envases?


Los fabricantes deben comunicar a la agencia central de envases de Alemania su actividad

El cambio legislativo responde a la necesidad de dotar de transparencia el sistema de reciclado

 

El próximo 1 de enero de 2019 entrará en vigor la nueva ley alemana de envases, que ha sido bautizada como Verpack G, e implicará una adaptación a las nuevas exigencias por parte de todas las empresas que exportan sus productos a Alemania.

Los cambios legislativos en los países extranjeros constituyen una de las principales preocupaciones para las empresas exportadoras. Por eso resulta fundamental mantenerse informado sobre la entrada en vigor de nuevas leyes y normativas, como en el caso alemán, consultando fuentes e instituciones especializadas en estas materias como la entidad pública ICEX España Exportaciones e Inversiones.

En este caso, el cambio legislativo se debe a la necesidad de dotar de transparencia al sistema alemán de reciclado de envases y en la falta de cumplimiento de la anterior, al ser las cifras de envases en circulación en el mercado muy superiores a las declaradas ante los sistemas duales de gestión de residuos encargados de su recogida y reciclado.

La principal novedad de la ley Verpack G será la creación de un organismo, una agencia central, que ejercerá una función de control para que el estado alemán tenga constancia de los envases que las empresas exportadoras introducen en el país. Esta comunicación deberá realizarse por parte de los fabricantes, quienes tienen la obligación de presentarse ante esta agencia central para registrarse y comunicar los datos de los envases que introducirán en el mercado alemán. La agencia central, denominada Stiftung Zentrale Stelle Verpackungsregister (ZSVR), se encargará de contrastar los datos comunicados por los fabricantes con los aportados por los sistemas duales de gestión de residuos.

Pero, ¿quién está obligado a comunicar su actividad a la agencia? Según la nueva ley alemana, deben hacerlo todos los fabricantes que pongan sus productos envasados en el mercado alemán y cuyos destinatarios sean los consumidores finales. Esto se debe a que el objetivo, los materiales que están en el punto de mira, son los envases que llegan y se acumulan en los hogares y núcleos con una generación similar de residuos.

Todos los fabricantes que estaban obligados a cumplir la anterior ley, también tienen el deber de cumplir la actual. ¿Y los distribuidores e importadores? En este caso, a ambos se les considera fabricantes, por lo que tienen la misma obligación legal. De hecho, en la ley se explica que el registro de los productos debe realizarlo “el responsable de la mercancía en el momento en que cruza la frontera”. Este es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta, ya que las empresas exportadoras deberán negociar esta cuestión con las empresas importadoras o distribuidoras antes de realizar el proceso. Tanto la entidad importadora como la exportadora pueden tener la propiedad de la mercancía en el momento de entrada a Alemania. Todo dependerá del Incoterm que se pacte. Motivo por el que debe constar en el contrato y ser jurídicamente vinculante, ya que el incumplimiento de la ley alemana supone sanciones de hasta 200.000 euros.

¿Hay excepciones?

La nueva ley alemana Verpack G no incluye excepciones para pequeñas y medianas empresas ni por la introducción en el mercado de pequeñas cantidades de envases. Sin embargo, sí hay un caso especial, el de las marcas blancas. En este caso la obligación del registro corresponde al propietario de la marca, que aparezca en exclusiva en el envase, y que ha encargado el suministro de la mercancía envasada a un tercero.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario

ACEPTAR