Crece el consumo de conservas de legumbres en España

Por 27 junio, 2019Alimentación, Legumbres
Crece el consumo de legumbres en España

Crece el consumo de conservas de legumbres en España


 

Las leguminosas cocidas representan el 40% del consumo total de legumbres

El consumo del país ascendió a más de 73.000 kilos en 2018

 

El consumo de conservas de legumbres en España ha experimentado un nuevo crecimiento en el último año. Así lo confirma el último Informe del Consumo Alimentario en España, correspondiente al año 2018 y elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que fue presentado el pasado 24 de junio por el ministro en funciones Lluis Planas. Este incremento se suma a los ya experimentados durante los tres años anteriores, puesto que las compras de legumbres van en aumento desde el año 2015.

Según los datos del estudio, el consumo doméstico de legumbres durante el año 2018 superó los 146.000 kilos. De ellos, prácticamente la mitad (un 49,9%), fueron conservas de legumbre, lo que supone un total de 73.000 kilos. En relación al año anterior, se ha producido un incremento del 2,1% en los kilos vendidos de legumbres en conserva. En valor, el crecimiento es mucho más significativo, ya que supone un incremento del 7,5% para las legumbres cocidas. Son dos puntos más que en el caso de las legumbres secas. Sin embargo, la proporción en facturación de las legumbres secas continúa siendo mayor al suponer un 60,5%.

Crece el consumo de legumbres en 2018

 

Durante la última década, se produce un punto de inflexión en el año 2015 en cuanto a la evolución anual de las compras de legumbre seca y cocida. En el periodo comprendido entre 2008 y 2014 reinaban las secas, aunque anualmente se iba reduciendo la distancia respecto a las conservas a causa de un descenso de ventas de la seca y un incremento de las cocidas. En el año 2015 se igualan las posiciones de ambas tipos situándose en torno a los 73.000 kilos.

Evolución del consumo de legumbres secas y legumbres cocidas entre 2008 y 2018

Estos cambios evidencian un cambio en los hábitos alimenticios de los hogares españoles y, por tanto, una variación en los factores que inciden en la compra de los consumidores. Según el estudio elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, este cambio es el fruto de “una simplificación del menú, donde impera y se construye un nuevo contexto en las comidas y en las cenas, ya que la versatilidad y la conveniencia son la clave en el consumo”.

Estas dos últimas cuestiones (la versatilidad y la conveniencia) son fundamentales para explicar el crecimiento de las ventas de legumbre cocida. En alimentación, el consumidor prima la facilidad en la preparación, pero sin descuidar su salud. En este sentido, ha encontrado en las conservas de legumbre una solución. Así mismo, la constante evolución del sector satisface la demanda de variedad del consumidor aportando nuevos productos al mercado. Prueba de ello son los departamentos de I+D en empresas como Autor Foods, donde se apuesta por las combinaciones de las legumbres cocidas con quinoa, especias exóticas como la cúrcuma o el curry y la incorporación de nuevos ingredientes como las setas shiitake o las algas kombu.

Además, el aumento de la preocupación del consumidor por cuidar su alimentación y la existencia de una mayor concienciación medioambiental, ha propiciado el auge de las conservas de legumbres ecológicas.

Consumo estacional

Junto al reto de crear productos prácticos y novedosos, el sector debe afrontar otro aún más complejo: la estacionalidad del consumo. Tradicionalmente, en España se asocia el consumo de legumbres a las estaciones frías (invierno y otoño) y esto tiene un impacto directo en la evolución mensual de las compras.

En el año 2017 se observa un descenso del consumo entre los meses de abril y agosto, que se acentúa en junio, julio y agosto. En el 2018, la caída se produjo entre los meses de mayo y septiembre, siendo julio y agosto los meses más complicados. Revertir esta situación implica un cambio cultural para disociar el binomio legumbre y frío.

El consumo de legumbres sigue siendo muy estacional

Deja un comentario

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario

ACEPTAR