¿Cómo se fabrican los garbanzos cocidos?

Los garbanzos cocidos o las conservas de garbanzos son una de las legumbres cocidas más demandadas en todo el mundo. Pero, ¿quién produce los garbanzos cocidos?, ¿dónde se elaboran estas legumbres cocidas? y ¿cómo se fabrican las conservas de garbanzos? Son muchas las empresas dedicada a producir este tipo de conservas. Buena parte de ellas se encuentran en España y su elaboración exige un proceso riguroso y especializado en estos productos.

Hay numerosos fabricantes de conservas que se dedican a la elaboración de garbanzos cocidos en diferentes partes del mundo. Sin embargo, España es uno de los países más importantes en este sector, ya que la industria conservera tiene un fuerte arraigo en el país, donde se encuentran algunas de las primeras empresas que se fundaron. Entre ellas, nos encontramos nosotros, que comenzamos nuestra andadura en el año 1918. Más de un siglo de experiencia que hoy ponemos a disposición del mundo para explicar, punto por punto, cómo se fabrican las conservas de garbanzos cocidos.

El proceso consta de seis pasos: recepción, hidratación, cocción, envasado, esterilización y etiquetado. Tras ellas comienza la etapa de distribución en el mercado nacional o la exportación, si su destino se encuentra fuera de España.

Pero vamos paso a paso para desgranar todas las etapas de la fabricación de los garbanzos cocidos en la industria conservera:

 

Recepción de los garbanzos secos.

La primera fase del proceso de elaboración de las conservas de garbanzos es la recepción de la legumbre en seco. Su transporte, descarga y almacenamiento es muy importante. Especialmente si se fabrican legumbres ecológicas. En nuestro caso, elaboramos tanto garbanzos cocidos convencionales como garbanzos cocidos ecológicos. Por eso, disponemos de naves diferentes para el almacenamiento de los garbanzos en seco: los convencionales están en una nave y los que proceden de la agricultura ecológica, en otra diferente. Esta separación es fundamental para garantizar que los garbanzos ecológicos no entran en contacto con los garbanzos que no lo son.

 

Hidratación de los garbanzos.

Una vez que disponemos de la materia prima, esta se traslada desde las naves de almacenamiento a la primera área de la fábrica. En esta zona se encuentran las balsas de hidratación, que también se conocen con el nombre de silos, donde introducimos los garbanzos secos. Posteriormente, estos depósitos se llenan de agua para hidratar los garbanzos. Aquí permanecerán un tiempo determinado que varía en función del producto para el que vayan a ser utilizados. La fabricación de garbanzos convencionales y de garbanzos ecológicos nunca se realiza de forma paralela para garantizar su trazabilidad ecológica. Por este motivo, antes de  elaboración de conservas de garbanzos ecológicos, realizamos una minuciosa tarea de limpieza.

 

Escaldado de los garbanzos.

Cuando los garbanzos ya han completado la fase de hidratación, estos son conducidos hasta otra área donde se realiza la cocción. Este procedimiento se conoce con el nombre de escaldado y consiste en cocer los garbanzos durante un periodo de tiempo muy breve. Se realiza con una maquinaria específica que sumerge los garbanzos en agua a la temperatura precisa.  A continuación, siguen su recorrido por una línea en la que se les aplica agua a presión para retirar la posible presencia de la piel de la legumbre. Y, posteriormente, avanzan por una zona plana que produce movimientos verticales para eliminar los restos de agua y lograr que los garbanzos estén sueltos.

 

Envasado de los garbanzos cocidos.

¡Los garbanzos cocidos ya están listos! Ahora es el momento de introducirlos en los envases: tarros de cristal y latas de diferentes pesos y medidas en función de las necesidades de cada cliente. El proceso es similar en todos los casos. Una máquina dispensa la cantidad precisa en cada tarro y estos avanzan por una línea donde, posteriormente, son llenados con agua y una pequeña porción de sal. Esto es lo que se conoce con el nombre de líquido de gobierno, cuyo principal objetivo es facilitar la conservación de las propiedades del producto. Después, se cierran los tarros con su correspondiente tapa para que sean totalmente herméticos y circulan por una zona de lavado, donde se les aplica agua a presión.

 

Esterilización.

Los tarros de garbanzos cocidos circulan por cintas transportadoras hasta la zona de esterilización. Aquí, se organizan en varios depósitos que son conducidos hasta las autoclaves, que son las responsables del proceso de esterilización. Este proceso se realiza aplicando una presión y temperatura concreta durante un tiempo determinado para lograr el acabado deseado.

 

 

Etiquetado.

Tras su paso por las autoclaves, las conservas de garbanzos cocidos circulan hasta el área de etiquetado y envasado. En esta zona, se coloca la etiqueta correspondiente a cada producto. Estas pueden ser de nuestras marcas (Picuezo Selección, Picuezo, Rabinad y Rabinad Bio) o de marcas de distribuidor, ya que también trabajamos elaborando legumbres cocidas y legumbres ecológicas con marcas de distribuidor. A continuación, son organizadas por cajas de varias unidades y por palés. Y… ¡Ya están listos para comenzar su viaje hacia los lineales de los supermercados españoles o para su exportación!



Share This